7×7 – 30 de marzo de 2020

30-MARZO-2020

Anfitriona ANA LÓPEZ-CANCIO

Moderadora PAULA BANGO

Inicia sesión ANA LÓPEZ-CANCIO

Se presenta e inicia su exposición exponiendo la gran pérdida económica que supone la pandemia para su actividad integrada en el gremio de la alimentación. Muy pocos clientes, por tanto no se están cubriendo los gastos que genera su panadería. Nos comenta que su pérdida puede ser en torno al 80% de su caja habitual.

Además, al considerarse “empresa esencial”, ve muy complicado que les puedan conceder el ERTE que solicitaron para algunos de sus trabajadores. Una situación que, además de injusta e inestable, la llevará a tener que tirar de ahorros mientras se pueda y esperar a ver que pasa y como se va resolviendo todo…

ARANTXA – EMPRESA A DOMICILIO INTEGRAL

No ve solución por la gran caída de clientes. Mantiene su actividad en mínimos. Pasa de tener 45 trabajadores a quedarse con 29. No ha solicitado ERTE para sus trabajadores, Lo que ha hecho ha sido dejar fuera de la plantilla a los trabajadores contratados por obra y servicio e intentar tirar adelante con los demás.

De momento, como empresaria, se está preparando para el fin del confinamiento. Está ofreciendo sus servicios a sectores públicos como servicio a domicilio que son los que están más sobrecargados y en vista de que el sector privado está, de momento, por debajo de los mínimos asumibles.

Su objetivo, no desvincularse. Contactar con todos los sectores e intentar reenganchar a los clientes perdidos. Aunque esta considera será una tarea lenta.

Otra de las cuestiones que apunta es que intentará potenciar la formación de sus trabajadores.

MARTA PRIETO – CLÍNICA DE FISIOTERAPIA

Su clínica tiene contratados a 4 trabajadores. Sanidad considera su gremio como “esencial”, por tanto puede seguir abierto para urgencias. Hay un sector en la medicina privada que no es de urgencia y que engloba a muchos profesionales (fisioterapeutas, dentistas, clínicas de estética…)  que, aún ser de sanidad, no son de urgencias y no pueden garantizar la seguridad del trabajador-paciente. Por tanto, la mayoría han decidido cerrar provisionalmente mientras dure este confinamiento. Sería imposible mantener la distancia de 1,5m trabajador-paciente que les pide Sanidad y que, por razones obvias, sería imposible de cumplir.

Les han sacado de las ayudas estatales. No les admiten sus ERTE

El gremio contesta a la Consejería que suponiendo que abriesen, ¿Dónde conseguirían los equipos de protección individual que necesitan para su seguridad?

Ni les ordenan cerrar ni pueden abrir. Ahora mismo se consideran luchando en tierra de nadie, pues nadie les aporta solución alguna. Aseguran que su situación es un contrasentido.

Piden que se admitan sus ERTE para no tener que ir a despidos improcedentes.

Sr Barbón, dice apoyarles y comprenderles pero asegura no tener competencias para resolver sus peticiones.

ANA ÁLVAREZ- ABOGADA

Se queja de la gran inseguridad jurídica en la que está sumido su sector. Tener que transmitir la aprobación de unas medidas especiales que cambian constantemente. Un gran vacío legal el existente ahora mismo, que no es bueno para nadie y que genera una gran inseguridad a todos.

La comisión negociadora abierta para esta ocasión es absolutamente caótica y el gran descontrol que transmiten hace a todos sentir vulnerables e inseguros.

ANDREA- ARQUITECTA

Arquitectos, aparejadores, obras… todo parado. Proyectos cancelados en espera de que mejore la situación.

Una pérdida económica que, a priori, se ve irreparable.

El mayor problema lo ve en el futuro próximo: Muchos meses de incertidumbre y parón total en la construcción.

NOEMI – AF CONSULTORÍA

Su contratación se ha reducido al mínimo más mínimo

Sus quejas son por el olvido total de las empresas, especialmente las pequeñas. Después de reconsiderar muy bien la situación, la única opción que ve es solicitar un crédito bancario. Lo mejor que ha conseguido es un crédito de los fondos ICO al 2% de comisión. Nos comenta que lo ha mirado en el Banco Sabadell

Es decir, como única opción: el endeudamiento. ¡una injusticia sangrante!

PAULA BANGO – ESPACIO EDUCATIVO BANGOART.

Entre los servicios educativos, ella considera el año escolar perdido, con todo lo que ello conlleva.

A ella le ha supuesto perder a una gran parte de su clientela que ve difícil de recuperar hasta el próximo curso

Los próximos meses de parón total y en espera de que el próximo curso comience con cierta estabilidad.

Preocupación por sus trabajadores para los que ha tenido que solicitar un ERTE y a los que considera colaboradores, aún más que trabajadores.

Apunta y nos hace hincapié en los fondos ICO y la trampa que supone tener que avalarlos con garantía personal.

LOLA RODRIGUEZ – ASTURTEYSE FERRETERÍA

Quizás el gremio de comercio en general y no esencial, obligado a cerrar sin más posibilidad sea el que podría conseguir algo más de ayuda. Pero existe en el sector una gran incertidumbre. Nadie sabe exactamente como quedará esto

¿Cuándo llegarán las ayudas? Quizás haya que adelantar dinero que no todo el mundo tiene.

¿Cuánto tiempo se va a poder mantener un ERTE? Porque, cuando termine esta situación, habrá que ver y valorar cuanto seguirán cayendo las ventas.

Nuestro sector considera perdidos los próximos meses. En un sector, el comercio al menor, que ya atravesaba una delicadísima situación antes de la pandemia. Se teme que muchos de nosotros se verán abocados al cierre definitivo.